Cada vez es más lamentable escuchar al Presidente Ejecutivo de SERVIR, Juan José Martínez Ortiz, opinar sobre los derechos de los trabajadores en el Sector Público, por su mirada tan limitada y restrictiva en dicha materia. Por cierto, ¿este señor tiene ese cargo gracias a un proceso meritocrático? NO.

Para el señor Martínez, los principios que rigen el Derecho Laboral, como es el principio de la PRIMACÍA DE LA REALIDAD, no son aplicables a las relaciones de trabajo en el ámbito del Estado. Claro, basta con escucharlo para darse cuenta de eso, que para él esas cosas solo son exigibles a las empresas privadas, pero no al Estado como empleador.

El señor Martínez dice que hay que ordenar la contratación de recursos humanos en el Estado, y que además dichos procesos deben ser meritocráticos. Estamos de acuerdo con él; pero hay que recordar que SERVIR es una entidad que se creó hace más de 12 años justamente para cumplir con dicha tarea. Por eso, el señor Martínez no puede indignarse -como lo hacen los periodistas- de que en el Estado exista todavía un inmenso desorden en la contratación de personal, de que todos los días hayan “Swings” y de que gracias a ese desorden continúen los altísimos niveles de corrupción en la Administración Pública.

Lo que el señor Martínez tiene que hacer, es más bien responder por qué existiendo una entidad como SERVIR:

  • Todavía tenemos trabajadores CAS en las entidades. Irónicamente, el propio SERVIR tiene trabajadores bajo dicho régimen;
  • Todos los días se contratan terceros para realizar labores permanentes en las entidades. Muchos de estos no cumplen los perfiles requeridos;
  • No existe inspección laboral para los trabajadores del Estado;
  • La meritocracia solo es exigible para el personal de planta y no para la contratación de directivos en las entidades. Pero, ¿quiénes toman las decisiones?;
  • Coexisten diversos regímenes laborales en las entidades, lo cual conlleva a que las desigualdades entre los trabajadores se sigan agudizando;

En resumen, ¿en qué medida SERVIR ha cumplido con los objetivos para los cuales fue creada?

Los trabajadores del Estado y la ciudadanía en general necesitamos que esta entidad, lejos de indignarse a través de su Presidente Ejecutivo en los medios de prensa, nos rinda cuentas sobre sus aportes en el ordenamiento de los recursos humanos en el Estado, y cómo su gestión ha incidido en que exista mayor transparencia y menos corrupción en dichas contrataciones, porque para ello fue creada y no para ser la contraparte de los trabajadores en el Sector Público.

De ser que concluyamos que poco o nada ha hecho SERVIR por cumplir con sus objetivos, corresponde más bien evaluar si -en pro del equilibrio y la eficiencia presupuestal que tanto pregona- conviene mantener su existencia.

Aquí la entrevista en Exitosa al Presidente Ejecutivo de SERVIR, realizada el día 16 de octubre 2020: