En Perú los trabajadores mueren por falta de medidas de seguridad, y la justicia penal deja impune este tipo de crímenes. Este actuar del

Ministerio Público merece un rotundo rechazo. ¡No más más explotación e indefensión contra los trabajadores!